Noticias

20/10/2020 - 11:15

La Fundación Carolina cumple 20 años construyendo la noción de Iberoamérica

Total votes: 104

Fuente: Fundación CarolinaFuente: Fundación Carolina

El 19 de octubre del año 2000 se constituía formalmente la Fundación Carolina, dando inicio a un proyecto cuyo mandato principal —fomentar las relaciones culturales y la cooperación educativa y científica entre España y los países de la Comunidad Iberoamericana de Naciones— sigue hoy plenamente vivo, y con una validez renovada de cara a una región, América Latina, que en los últimos veinte años ha experimentado grandes transformaciones, y que demanda respuestas más avanzadas por parte de la Cooperación Española, en las que la educación superior y el apoyo a la ciencia y la tecnología han de tener un papel más destacado.

La institución dió sus primeros pasos en un contexto globalmente optimista, en el que España abría su economía e innovación al mundo, y América Latina estaba a las puertas de una década de progreso social, que daría lugar a la aparición de sus nuevas clases medias. Igualmente, en ese año se definieron en Naciones Unidas los Objetivos de Desarrollo del Milenio, cuyo contenido no solo se orientaba a propósitos de desarrollo humano, sino que asimismo establecía las bases de una narrativa universalista de progreso humano ligada al multilateralismo. En ese horizonte de cooperación internacional reforzada, la Fundación ha aspirado a contribuir a que la voz y la diversidad latinoamericana tuvieran más peso global.
 
Muy pronto, y en gran medida gracias a su naturaleza jurídica público-privada, la Fundación logró convertirse en una institución de referencia en el ámbito de la movilidad académica y en el sistema de cooperación al desarrollo. Así, fue asentando un modelo de gestión estable, transparente y eficaz, estableciendo unas sólidas relaciones de confianza con los centros académicos del espacio iberoamericano, además de con el resto de sus socios empresariales e institucionales, hoy en día intactas. Un modelo, a su vez, comprometido explícitamente con los valores democráticos de un mundo más justo y sostenible, orientando su actividad formativa a generar innovación y valor social.
 
Las cifras que en la actualidad presenta la Carolina dan buena cuenta de lo conseguido: 17.250 becas de posgrado y doctorado concedidas, con una inversión acumulada que supera los 160 millones de euros; más de un centenar de seminarios y jornadas de reflexión celebrados; 200 informes de investigación y trabajos de análisis publicados; 2.900 visitas de especialistas procedentes de la gestión pública, el sector privado, la sociedad civil y las esferas culturales, de las humanidades, la comunicación y la ciencia; y una activa “Red Carolina”, en fin, que supera las 20.000 personas, en la que conversan e interactúan estudiantes de máster y doctorado, personalidades de la alta función pública y de la política y de la creación cultural, y profesionales con amplio reconocimiento en todos los ámbitos, configurando un tejido de cuadros profesionales que reflejan el pulso real de la comunidad iberoamericana.
 
Lejos de dar por consumada su labor, la Fundación Carolina afronta el porvenir con fuerza e ilusión. La incertidumbre que se extiende por el planeta con la llegada de la COVID-19 reafirma la relevancia del conocimiento, la ciencia y la educación superior, y de instituciones dedicadas a fomentar la cooperación internacional en este campo. Es más, antes de la pandemia el sistema internacional se encontraba ya en una situación frágil, debido a la reaparición de los nacionalismos populistas, los embates contra el comercio internacional y una pujante hostilidad hacia la institucionalidad multilateral, proclive a la desglobalización. Este escenario afectaba de modo particular a América Latina, en tanto región vulnerable a “las trampas del desarrollo”, cuyas debilidades estructurales (en términos de protección social, o igualdad de género) han quedado claramente expuestas por efecto de la COVID-19.
 
Todo ello hace que el cometido de la Carolina adquiera una importancia redoblada de cara al porvenir inmediato. Equipada con el acervo de su recorrido histórico y la profesionalidad de un equipo solvente y preparado, la Fundación opera con la mirada puesta, por de pronto, en los próximos 10 años. Así, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 marcan una hoja de ruta sobre la que la Fundación ya ha empezado a caminar, redefiniendo el perfil de sus programas, intensificando su trabajo en red, reforzando su papel en el sistema de la Cooperación Española, generando y compartiendo conocimiento experto, y reposicionando, en definitiva, su lugar como agente clave en la cristalización de un espacio euro-latinoamericano de educación superior.

Fuente Fundación Carolina | sitio web conmemorativo XX Aniversario
 
Cooperación al desarrollo y Fundación Carolina | noticias
 
Cooperación al desarrollo y Universidad | noticias
 
Cooperación al desarrollo y Educación | noticias
 
Cooperación al desarrollo y Iberoamérica | noticias

Agregar comentario

Histórico de Boletines Informativos