Eficacia y Calidad del Desarrollo

La Cooperación Española trabaja para contribuir a los procesos endógenos de desarrollo que lideran sus países socios, identificando en un diálogo abierto e incluyente entre el gobierno, instituciones y sociedad civil, los resultados de desarrollo a los que mejor se puede contribuir desde la experiencia y aprendizajes españoles. Estos compromisos se concretan en los Marcos de Asociación País (MAP), en los que se integran a todos los actores del sistema de cooperación en España. En este enfoque de gestión por resultados de desarrollo, es fundamental consolidar las relaciones con actores de la Cooperación Española, especialmente las ONGD y el sector privado, en alianzas estratégicas.

Cada proceso de desarrollo es único y responde a características y contextos diferentes y requiere, por tanto, una estrategia de cooperación diferenciada basada en la experiencia y en el aprendizaje mutuo. España debe mejorar su especialización como donante y ello pasa por un proceso de concentración geográfica, sectorial y multilateral, concentrando recursos y capacidades en aquellos países y resultados de desarrollo en los que la Cooperación Española aporta un valor añadido y tiene una ventaja comparativa respecto a otros donantes.

Eficacia

El enfoque de resultados de desarrollo es el principio orientador de las actuaciones de la Cooperación Española al tiempo que trabaja con sus países socios en el fortalecimiento mutuo de capacidades para que puedan ejercer un liderazgo real de una cooperación hacia resultados definidos por ellos mismos.

La Cooperación Española tiene, además, el reto de mejorar la transparencia y la rendición de cuentas de sus actuaciones, no solo ante la ciudadanía sino también ante la de sus países socios. En este sentido, el desarrollo de la herramienta Info@OD, junto con la política de evaluación, han supuesto un gran avance. La heterogeneidad de los países socios, fundamentalmente los "Países de Renta Media" recomienda reforzar el uso de nuevas modalidades de ayuda y nuevos instrumentos, como los contemplados en el Fondo para la Promoción del Desarrollo (FONPRODE) o la ayuda programática.