Caminando hacia 2015: Un fondo para el desarrollo sostenible

Total votes: 4614

En 2015 los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que durante la última década han guiado el trabajo de la cooperación al desarrollo, se convertirán probablemente en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Tendrán muchas de las características de los ODM pero como nos están mostrando las consultas mundiales para el proceso post 2015, los ODS serán mucho más que una segunda generación de ODMs. Serán más ambiciosos y reconocerán que un desarrollo sostenible exige respuestas integradas y efectivas.

El Fondo para el logro de los ODM (www.mdgfund.org/es) representó una de las apuestas más fuertes para lograr los ODMs a nivel mundial. Con 130 programas en 50 países, 9 millones de personas mejoraron sus vidas gracias a iniciativas de seguridad alimentaria, acceso al agua y al saneamiento, creación de empleo, generación de microempresas, la lucha contra el cambio climático o la igualdad de género, entre muchas otras.

Mirando hacia atrás hemos aprendido que lo que hizo más poderoso al Fondo ODM fue su capacidad de incorporar en un solo mecanismo tres caminos que la comunidad internacional estaba andando en esos momentos: la Declaración de París, y los acuerdos de Accra y Busan que la continuaron, para mejorar la eficacia de la ayuda internacional a través de una mayor apropiación nacional; el proceso Unidos en la Acción que quería promover el trabajo conjunto de las diferentes agencias especializadas de la ONU; y la promesa de la lucha contra la pobreza que inspiró la Declaración del Milenio.

Representantes de gobiernos locales y nacionales, de organizaciones de la sociedad civil, de la universidad, todos socios del Fondo ODM, nos han insistido desde diferentes lugares del mundo, que el Fondo ODM les hizo trabajar de modo diferente por primera vez. Que el fin de la pobreza solo puede lograrse a través de iniciativas integradas y de largo plazo que se alinean  con las prioridades de gobiernos, comunidades y personas.

Un buen ejemplo es seguridad alimentaria. Nuestros programas de seguridad alimentaria en 24 países mejoraron la situación nutricional de 5 millones de personas, porque combinaron planes locales y nacionales acordados a través de procesos participativos, trabajaron con el sistema educativo, mejoraron en los sistemas de producción agrícola, crearon nuevas oportunidades de ingresos en el sector agrícola rural, especialmente para mujeres, y se articularon con el sector salud.

Es por ello que agradecemos el compromiso del gobierno de España, por continuar esta senda con un nuevo mecanismo, el Fondo ODS, que acompañará la transición hacia una nueva agenda de desarrollo más allá de 2015.  Es mucho lo que hemos aprendido en este proceso y las personas que han participado nos han insistido que éste es el camino a seguir. La nueva agenda de desarrollo que se está forjando exige también asegurar que nuestros proyectos son sostenibles en el largo plazo. Para ello todos nuestros proyectos incorporarán una perspectiva de género y de sostenibilidad ambiental e involucrarán más activamente al sector privado.

Empezamos una nueva etapa gracias al compromiso y a la confianza de la Cooperación Española, con una mirada clara: explotar la experiencia, conocimiento y mandatos de las diferentes agencias de la ONU para  mejorar las vidas de aquellas personas que más lo necesitan. Un mundo con desarrollo sostenible así nos los exige.

Bruno Moro

Director. SDGF

Agregar comentario

Histórico de Boletines Informativos